Excepciones

En general, este método de entrenamiento no estaría recomendado en los siguientes casos:

  • Mujeres en estado de gestación
  • Epilepsia
  • Problemas cardiorrespiratorios
  • Problemas de corazón o que requieran un marcapasos
  • Personas que sufran o hayan superado recientemente un cáncer
  • Problemas crónicos de piel como la psoriasis
  • Diabetes
  • Determinadas prótesis